#TRENDING, Cotilleo, Mujer

Las mujeres y los baños publicos

Advertisements

1

Te gustaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza o cubrirla con papel, dentro de ti piensas que no pasaría nada, pero la voz de tu madre aún suena en tu cabeza: “¡Nunca te sientes en un baño público!”. Así que te quedas en la “posición”, pero por un error de cálculo de un pequeño chorro te salpica en los calcetines !!! Tienes suerte si no te mojas los zapatos. Mantener ‘la posición’ requiere una gran concentración: para eliminar de la mente esta desgracia, buscas el rollo de papel higiénico, pero joder, no hay ni uno (nunca)!!! Entonces rezas el cielo que entre esos 5 kilos de basura que tienes en el bolso haya un mísero kleenex, pero para buscarlo tienes que soltar la puerta: te lo piensas por un momento, pero no tienes otra opción. Y tan pronto como sueltes de la puerta, alguien la empuja y tienes que frenarla con un movimiento brusco, de lo contrario todos te verán medio sentada en el aire con los pantalones abajo … !!! Entonces gritas: O-CU-PA-DOOOOO!!!’, sin dejar de empujar la puerta con la mano libre, y en ese momento asumes que todas las que esperaban fuera te han escuchado y piensas que puedes dejar la puerta sin miedo, nadie se atreverá a abrir de nuevo (en estas circunstancias las mujeres nos respetamos) y vuelves a buscar tus kleenex, te gustaría usar un par de ellos, pero ya sabes lo mucho que pueden ser útiles en casos como este y te conformas con uno, nunca se sabe. En ese preciso momento se apaga la luz automática, pero en un cubículo tan pequeño se supone que el interruptor no será tan difícil de encontrar! Reavivar la luz con la mano de Kleenex, porque la otra está aguantando los pantalones, cuentas los segundos que te quedan para salir de allí, porque estás sudando en el abrigo que no sabías dónde colgar y porque en estos lugares siempre hace un calor terrible. Por no mencionar el chichón causado por el golpe en la puerta, el dolor en el cuello por culpa del bolso, el sudor que fluye en la frente, la salpicadura en los calcetines … El recuerdo de tu mamá que se avergonzaría si te viera así, porque su … … … nunca tocó un baño público porque realmente ‘no sabes cuántas enfermedades se pueden coger aquí’. (el articulo termina en la pagina 3)

Advertisements

You Might Also Like