#VIRAL, Historias

Me encontré un iPhone en el suelo. Ojalá nunca lo hubiera cogido…

Advertisements

morta1200x627

Abrí el teléfono y el mensaje resultaba enviado por “número desconocido”. Lo abrí, era una imagen, una …. foto de mi. Una foto que alguien me había tomado en el pub mientras estaba hablando con la chica que había conocido esa noche, y era una foto tomada de un metro de distancia. Me cag*é del miedo, se me cayó el teléfono del miedo y una sensación de angustia me hizo poner pálido como un lienzo. Mi corazón latía muy fuerte, pero mi cerebro me estaba diciendo que me calmara. Ya sabía que no había encontrado el teléfono por accidente. Había sido dejado cerca de mi casa en la esperanza de que yo lo encontrara.

¿Qué es lo que quieren de mí? Parecían querer burlarse de mí, intimidarme. Vale, pero ¿por qué? Pensé en mi padre, que era un policía, y tal vez algún criminal quería venganza. Pero yo vivía demasiado lejos de él porque fuera así. Por otra parte, yo nunca había molestado a nadie en la zona. Nunca. Tampóco utilizaba mucho las redes sociales para molestar a alguien. Pero ellos sabían quién era yo. Me habían seguido hasta pub y me habían sacado una foto. Entonces llamó de nuevo el “número desconocido”. Contesté sin dudarlo un segundo:

“Quién coj**es eres?!”

Ninguna respuesta.

“Estas ahí?”

La misma voz misteriosa que antes. La llamada se interrumpió de nuevo. Admito que estaba bastante asustado. Salí en un segundo de casa, y cuando comencé a conducir comprobé que nadie me seguía. Conduje por el barrio durante varias horas mientras estaba tratando de entender qué hacer. Estaba cansado de esta historia. Una vez seguro de que nadie me seguía, cogí mi teléfono y llamé a mi mejor amiga y le expliqué la situación. Después de unos 20 minutos llegué a su casa y hablamos de esta cosa y decidimos que era mejor si me quedaba en su casa por un tiempo.

“Te ayudaré a pillar a este gilipo**as!”

Nos tumbamos en el sofá y cogí el teléfono.

“Por donde empezamos?”

“De las fotos”

“Vale”

Las primeras imágenes eran normales. Un adolescente normal con el pelo largo y rubio, una sonrisa que era de anuncio y algunos granitos debidos a la edad. Una gran cantidad de selfies en el baño y muchos selfies con los amigos. Como mucho iba al noveno grado, pero ¿por qué alguien como esa niña tenía que hacerme esto a mí? ¿Que sentido tenía? (el articulo termina en la pagina 3)

Advertisements

You Might Also Like